Nuevo Código de Ética Judicial

Un nuevo instrumento que viene a regir la conducta ética de los servidores y servidoras judiciales fue aprobado por la Corte Plena.

El Dr. Rodolfo Luis Vigo, consultor internacional quien formó parte en la construcción de la nueva versión de este Código se refirió al contenido del texto.

¿Qué aspectos innovadores contiene el nuevo Código de Ética Judicial?

Son varios a destacar.  El primero de ellos es que cuenta con una serie de materiales reunidos en torno a la opinión de la gente, acerca de lo que debe ser la ética en el Poder Judicial.  Tenemos esta referencia de la opinión ciudadana.

En segundo lugar, el Código reconoce su especificidad, pero al mismo tiempo hace un esfuerzo para incorporar aspectos que son propios del modelo ética judicial para Iberoamérica.

En tercer lugar, insiste en una distinción decisiva que hay entre el derecho y la ética, dado que la ética en realidad lo que busca es convencer, persuadir, mientras que el derecho exige que sea una conducta sin apelar a la voluntad del destinatario bajo la amenaza de la coerción.

En cuarto lugar, es que el código se dirige a toda la población directa o indirectamente vinculada al servicio de justicia.

¿Que opinión le merece que este Código tenga participación ciudadana?

Me parece decisivo sobre todo cuando intentamos justificar un Código de Ética, precisamente, decimos que el derecho hoy en día frente a esta crisis de legitimidad no es suficiente. Por eso acudir a la población para que de algún modo precise lo que pretende acerca del juez. Me parece que revela una preocupación acerca de la legitimidad en aras de confirmarla y potenciarla.

¿Cuál es el modelo de desarrollo de este nuevo Código?

Este modelo desarrolla varias alternativas. Por ejemplo el Consejo Asesor sin duda puede cumplir un importante papel en orden a proyectar el código. En segundo lugar, tiene la posibilidad de convocar a concursos de trabajos monográficos en torno a distintos temas que toca esta norma interna; y en tercer lugar toma en cuenta los premios que otorga el Poder Judicial.

¿Qué aportes trae esta norma interna al Poder Judicial costarricense?

Me parece que es un Código donde hay un sello peculiar que caracterizó a Costa Rica hace muchos años, cuando sancionó su primer Código de Ética Judicial.  Esta nueva norma se construye con una apertura al modelo de ética judicial de Iberoamérica, pero al mismo tiempo desde una cierta especificidad.

¿Cuáles son los retos para el Poder Judicial en esta materia?

Considero que son muchos, sin embargo en definitiva recetar este mensaje que trae el Código de Ética en valores y principios, para que estos sean recibidos por los destinatarios y por ende asuman este compromiso, en el ser y el parecer como se hizo con la excelencia, no conformarse simplemente con los deberes jurídicos sino ir más de ellos.

¿Como fortalece a la democracia este instrumento?
Si partimos de la base que este código tiene como referencia lo que piensa la ciudadanía, no cabe duda que este documento supone la preocupación de esta democracia. Creo que de algún modo lo que se intenta es ajustar valores y principios que respondan a este reclamo de la ciudadanía respecto al servicio de justicia.

El Dr. Rodolfo Luis Vigo, es consultor internacional y es Doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad del Litoral.  Además es catedrático de “Ética Profesional” y “Filosofía del Derecho” en la Universidad de Buenos Aires, Exministro de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe; Profesor invitado y conferencista en distintas Universidades y Poderes Judiciales del continente y de Europa, es Secretario Ejecutivo de la Primera Comisión Iberoamericana de Ética Judicial y Corredactor del Código Iberoamericano de Ética Judicial.