Fiscalía no pidió cárcel para Javier Chaves

Fuente:

Javier Chaves, presidente de Aldesa, deberá cumplir tres medidas cautelares, según la resolución emitida por una jueza del Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José.

Se trata de la obligación de firmar cada dos meses, impedimento de salida del país y no tener contacto directo personal con las cinco personas que presentaron la denuncia.

Así se determinó en una audiencia que se extendió por casi tres horas en la mañana del martes y cuya resolución se leyó durante la tarde, dejando a Chaves libre minutos antes de las 4 p.m.

Durante sus traslados por los pasillos desde las celdas hasta el Juzgado Penal a Chaves lo esposaron, sin embargo, se mantuvo tranquilo y hasta sonriendo a un amigo que estaba afuera de la sala.

Para el empresario, los clientes lo acusan de manera extorsiva, pues todos incluyeron en sus denuncias un delito que considera inexistente que es retención indebida.

“Ese delito tiene la particularidad de que le dan cinco días al acusado para que devuelva el dinero, entonces no están atacándome penalmente, sino que están haciendo un uso indebido de los procedimientos penales para hacer un cobro, pero nosotros no le vamos a pagar a nadie en perjuicio de todos los demás que tienen que hacer fila en los juzgados concursales”, dijo Chaves al salir de las celdas judiciales.

 

POSIBLES RESULTADOS

 

Al hablar con los medios, el empresario indicó que se debe tener paciencia para el largo proceso que viene, pero asegura que tiene dos posibilidades: que se le declare culpable o inocente.

“Yo no he sido condenado por ningún delito, estoy siendo investigado y la investigación puede ser una conclusión que más bien encuentren que soy inocente, es importante destacar que puedo tener y la empresa puede tener problemas de liquidez, pero eso no significa haber cometido un delito de estafa”, resaltó.

Para el presidente de Aldesa, la investigación que le siguen no significa que cometiera delitos de estafa, malversación de fondos o administración fraudulenta.

Añade que viene un proceso largo en el que el pago puede tardar aproximadamente tres años, pero la investigación penal podría prolongarse por ocho años al menos.

“Podemos caer aquí en una situación en la cual podemos haber pagado, cuando ni siquiera se han resuelto los temas penales por los que estoy siendo hoy investigado”, destacó.

Agregó que mientras esto se da, sigue el proceso como una experiencia de vida y con paz y resiliencia.

 

PRISIÓN PREVENTIVA

 

Sobre el por qué no se dictó prisión preventiva, la Fiscalía señaló que solicitó las medidas que consideró pertinentes.

“La Fiscalía solo puede exponer las valoraciones jurídicas ante el juez, de manera que no es posible exponerlas a la opinión pública porque se estaría incurriendo en un delito. Es importante aclarar que la existencia de los peligros procesales que detectó la Fiscalía se mitiga con las medidas ordenadas por el Juzgado”, afirmaron en el Ministerio Público.

El defensor de Chaves, por su parte, aseguró que la prisión preventiva no era necesaria, pues su cliente “ha dado la cara, que no existía ningún peligro procesal para poder forzar una medida tan grave como la prisión preventiva”, afirmó Campos.

“La investigación apenas inicia, los allanamientos no han terminado y lo dijo el Ministerio Público, que solo los estudios contables en este caso no van a estar en uno o dos años y no es constitucionalmente válido mantener a una persona en espera de cierta información técnica”, añadió.

Agregó que, en el tiempo procesal actual, las medidas solicitadas son proporcionales y racionales con los hechos denunciados.

Mientras que para Federico Campos, abogado de los inversionistas, las medidas solicitadas son muy suaves.

“En casos de menor envergadura se solicita e impone prisión preventiva sin ninguna opción alternativa, a pesar de la existencia de arraigos. Llama la atención que en este caso la Fiscalía suavice su postura; sin embargo, a pesar de que las medidas cautelares podrían no mitigar un riesgo de fuga o de obstaculización probatoria, confiamos que la investigación sea objetiva y se haga un correcto análisis de las evidencias y que estas conduzcan a la comprobación de hechos delictivos que válidamente presumimos se dieron en perjuicio de muchas víctimas”, destacó el abogado de los denunciantes.

 

DECISIÓN DE JUEZA

 

La jueza consideró la salida de la esposa de Chaves, Edna Camacho, al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

“En el caso de don Javier es una persona con mucho arraigo domiciliar, familiar y laboral, es una persona que ha manifestado su intención de permanecer, que no hay ninguna evidencia que vaya a tratar de evadir la acción de la justicia. Sin embargo, sí se consideró la salida de doña Edna, por eso consideró que era prudente ponerle la medida de impedimento de salida del país”, explicó el defensor.

Pese a la salida de la actual ministra coordinadora del equipo económico, el empresario insistió en que se quedará en el país al frente de Aldesa y su situación.

 

NOCHE EN CELDAS

 

Debido al tiempo que pasó Chaves en las celdas del II Circuito Judicial de San José, la jueza pidió de oficio que se envíe el tema a la Inspección Judicial para que se realice una investigación.

“Durante el proceso y la resolución la jueza decidió investigar por cuenta propia el por qué se me mantuvo retenido por tanto tiempo de forma prolongada e innecesaria. Lo quiero resaltar porque fui privado de la libertad por más de lo que era necesario o justo”, argumentó el imputado.

 

¿ACTUACIÓN EXCESIVA?

 

En cuanto a la posible actuación excesiva de la Fiscalía en los allanamientos, el defensor de Chaves señaló que puede ser una percepción de su cliente al no estar acostumbrado a procesos similares.

“La Fiscalía realizó las diligencias que consideró oportunas y creo que la Fiscalía no tenía por qué saber si había o no documentos en cada una de las casas. Tal vez tiene razón don Javier en que nos hubieran prevenido a aportar la documentación, lo hubiéramos hecho igual o con mayor agilidad de lo que se está haciendo porque sabíamos donde estaba la información”, indicó el abogado Francisco Campos.

Sin embargo, considera que le parece inapropiado el tiempo de retención de Chaves y añade que la audiencia de medidas debió realizarse el propio lunes.

A criterio del propio Chaves, la intervención “fue excesiva y desproporcionada, hicieron allanamientos en varias casas, entre ellas la mía, pregunten en la Fiscalía qué papel de Aldesa relevante encontraron. Ninguno, ni uno solo. ¿Por qué no encontraron ninguno? Porque Aldesa no es una empresa que esconda papeles en ninguna parte. Los papeles estaban en Aldesa, hubieran venido, tocan la puerta, entraban y se llevaban lo que tenían que llevarse, de cuatro o cinco denuncias, se hubieran llevado cuatro o cinco expedientes, y entraron y se llevaron la totalidad de los expedientes de los clientes de Aldesa, en mi criterio es desproporcionado”.