Fiscalía mide ventanas y puertas de expresidente

Fuente:

Agentes de la sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) por solicitud de la Fiscalía, efectuaron una diligencia de inspección en la casa del expresidente Óscar Arias Sánchez, quien figura como sospechoso de presuntos delitos sexuales contra dos mujeres.

Durante las labores, los judiciales realizaron mediciones de aposentos y fotografiaron lugares donde según las víctimas ocurrieron los hechos denunciados.

“La diligencia tiene relación al expediente 19-98-0994-PE; en esta causa se acumularon las dos denuncias en contra de Arias. Es importante recalcar que la diligencia de hoy (martes) se realizó por una petición de la defensa del imputado”, explicaron en la Fiscalía.

En este caso las víctimas son Alexandra Arce von Herold, médica psiquiatra de 34 años, y Jazmín Morales, Miss Costa Rica 1994, cuyas denuncias se conocieron en febrero.

Cabe recordar que Arce, en su denuncia manifestó que al parecer a finales de 2014 visitó la vivienda de Arias con la intención de discutir un evento en Viena, pero en determinado momento al parecer él se acercó por detrás, le tocó los senos, le metió la mano en la falda y la penetró con los dedos, según dio a conocer The New York Times.

Por su parte, en su acusación Morales dijo que en apariencia el premio Nobel de la Paz le tocó los senos y la besó a la fuerza mientras estaban en la puerta de la residencia del exmandatario.

 

INCONSISTENCIAS

 

Erick Ramos, abogado de Arias, conversó con DIARIO EXTRA y manifestó que la solicitud de inspección se hizo a la Fiscalía hace casi un mes, con la intención de que se contraste lo manifestado por las víctimas sobre la vivienda del expresidente, pues según dijo, en las denuncias se encontraron muchas inconsistencias.

“Como defensores solicitamos al Ministerio Público que se hiciera acompañar por los técnicos del OIJ, específicamente los agentes de la sección de Inspecciones Oculares, para los efectos de que fijaran fotográficamente la oficina de don Óscar Arias y la entrada de la casa. Eso para que incluso la fiscal contraste con las versiones que hay en la denuncia. Consideramos prudente esa situación y fue bastante satisfactoria la inspección para la defensa”, comentó.

De acuerdo con Ramos, la inspección tuvo lugar en la entrada de la vivienda, en una oficina, así como en una sala. No obstante, los judiciales no se llevaron nada del inmueble.

Para el defensor entre las inconsistencias se incluye que la descripción del inmueble dada por las ofendidas no coincide, además de que en los lugares donde dicen que ocurrieron los hechos no es físicamente posible.

Ramos agregó que, además de fotografiar los aposentos, también se tomaron mediciones.

“La descripción de la casa no coincide con lo que las señoras mencionan y era importante incluso que se fijara todo lo que tiene que ver con la amplitud de las ventanas, las puertas que no se pueden cerrar, todas esas circunstancias consideramos que era prudente que el fiscal tomara en cuenta. Básicamente lo que se hace es fijar fotográficamente el lugar, las dimensiones, medidas, algo que se hace con el apoyo de los técnicos del OIJ”, expresó.

Mientras que Gloriana Valladares, también defensora de Arias, detalló otra de las inconsistencias.

“Los hechos los vincula otra denunciante como que don Óscar la tomó y la puso contra una pared, pero si uno ve la zona no hay ningún espacio libre. Así estamos ubicando las fotografías y prueba para establecer que esta es la situación en que ha estado esta casa desde siempre”, explicó.

En su declaración la abogada hace referencia a la ubicación de los muebles y algunos cuadros que dificultarían lo denunciado.

“Lo importante es que quede debidamente documentado en el expediente para que se pueda hacer un contraste entre lo que se dice en las denuncias y la realidad de la zona en donde físicamente se dice que suceden los hechos”, concluyó.

 

ARIAS AUSENTE

 

Durante la inspección que hicieron los judiciales el expresidente no estuvo presente porque tenía otras actividades programadas en su agenda y, según detalló Ramos, no era necesaria su participación en la diligencia.

Las acciones las presenciaron los fiscales, la defensa, el auxiliar de la Fiscalía y los abogados de las denunciantes.

Añadió que como parte del proceso este mes se llevó a cabo la primera valoración psicológica que corresponde a la denunciante de apellido Morales y para julio está programada la de Arce, a la que también se sumará la de Arias.

 

PUDO CAMBIAR

 

Rafael Rodríguez, abogado de Jazmín Morales, presenció la inspección y manifestó que como los hechos ocurrieron años atrás existe la posibilidad de que el interior de la vivienda de Arias haya cambiado.

“Hay que tener claro que estos hechos sucedieron hace bastante tiempo y con probabilidad el sitio pudo haber variado en la forma en que en su oportunidad se tenía descrito por parte de las víctimas.

Una vez que se ponga en conocimiento de las víctimas el sitio documentado y grabado, pues ellas van a decir si hay o no una variación para indicar si efectivamente esa descripción que dieron es o no es veraz”, manifestó.

No obstante Rodríguez, quien asumió el caso de Morales hace una semana, aseguró que en caso de que lo anterior ocurra no los afecta porque también se deben tomar en cuenta otras circunstancias y situaciones.

“Es un proceso de credibilidad. Aquí es a quién se le cree, si a la víctima o al imputado, pero va a haber indicios y otro tipo de prueba que determine esa credibilidad”, sentenció.

Solo esperan que la Fiscalía decida si cabe la acusación, lo cual dependerá de la calidad de las pruebas que aportan las partes.