Credibilidad en duda

Fuente:

La huelga de los empleados del Poder Judicial le hizo mucho daño a la credibilidad de ese poder. Suspendieron la huelga para tratar de presentar un proyecto de ley a su conveniencia en el periodo de sesiones extraordinarias en la Asamblea Legislativa, pero se darán cuenta de que no hay voluntad política para que pase y los dirigentes sindicales lo saben. ¿Les rebajarán los días que no trabajaron? Si no lo hace, el Poder Judicial y su presidente, Carlos Chinchilla, quedarían muy mal ante la opinión pública.

Guillermo Vargas González

Curridabat