Penitenciaria negocia pena por meter droga a la cárcel

Fuente:

Sigue trabajando como si nada

Una funcionaria penitenciaria de apellidos Castro Chacón negoció una condena, luego de que fuera descubierta introduciendo cuatro tacos de marihuana a la cárcel La Reforma en San Rafael de Alajuela. 

Los hechos acusados ocurrieron el 23 de mayo del 2012. La mujer trabajaba como oficinista del departamento de Servicios Médicos y ese día fue detectada cargando 434.81 gramos de marihuana que llevaba oculta en un bolso.

La Fiscalía Adjunta de Alajuela informó a DIARIO EXTRA que el 14 de noviembre del 2013 la imputada se sometió a un procedimiento especial abreviado, luego de que, el 12 de junio de ese año, la Fiscalía la acusó en la causa penal 12-001500-0305-PE.

Dicho procedimiento consiste en que la persona acusada, de manera voluntaria, acepta los cargos atribuidos por la Fiscalía, y, sin necesidad de ir a juicio, recibe una condena, un poco menor a la que hubiera recibido de haberse hecho el debate oral y público. 

Según fuentes confidenciales, la mujer sigue trabajando para el Ministerio de Justicia en una oficina fuera del Centro Penitenciario La Reforma y al parecer no la abrieron causa administrativa. 

El expediente se encuentra en el Tribunal Penal de Alajuela donde por medio del departamento de prensa del Poder Judicial manifestaron que fue condenada a 3 años de prisión. No obstante recibió un beneficio por 5 años por el delito de posesión de droga con fines de suministro en la modalidad agravada.

 

SIGUE LA FIESTA

 

Tal como lo ha venido informando el Periódico de Más Venta en Costa Rica, la fiesta en el sistema penitenciario continúa no sólo con los nombramientos a dedo, sino colocando y protegiendo funcionarios cuestionados. 

Mientras cientos de funcionarios invierten tiempo y dinero para capacitarse, a otros les dan cursos bonitos por ser parte de amiguismos de jerarcas, lo que ha desatado un malestar entre los trabajadores que le ponen el pecho a las balas.

Este grupo de personas, que por temor a represalias no revelan sus nombres, exigen a la ministra de Justicia, Cecilia Sánchez, que ponga mano dura e intervenga de inmediato.

 

SE SACUDE

 

Según Yamileth Valverde, subdirectora de Adaptación Social en su caso se trató de un montaje en su contra para dañar su honor,  imagen y carrera profesional.

“Todo se vio truncado cuando me dejaron de nombrar como directora de cárceles, pese a que el tribunal penal de Hacienda dictó una sentencia absolutoria a mi favor el 14 de junio pasado y que está en firme. Con la frente en alto continúo ejerciendo mi labor con transparencia y honestidad y quienes hicieron esos ataques, no podrán restar méritos de lo que he logrado”, dijo.

No se descarta que existan más casos de nombramientos a dedo por lo que este medio estará atento a cualquier anomalía.