Fiscalía en silencio por denuncia de acoso

Fuente:

No pasó mucho tiempo para que sancionaran al fiscal Jorge Araya, del caso de Casas Vita, después de que diera declaraciones al Diario de más Venta en Costa Rica, tal como le ocurrió según resolución 364-2019 del 2 de julio del 2019.

Y además del castigo el Ministerio Público se mantiene en silencio tras lo relatado por Araya.

La sanción dice que se le sanciona por tres días sin goce de salario por incumplimiento de deberes. Esto al no haber apelado una resolución que don Miguel Navarro, fiscal en jefe, le dijo que por no hacerlo, la prensa se le vendría encima.

“A mí me sorprende y siento que es exageradamente arbitraria. Sin entrar en el contenido propio de la resolución, siento que no se valoró ninguna prueba de descargo, es más, se valora el interés de la fiscalía y no de las pruebas contundentes que dicen que nunca se me dio una orden de apelar. Aun así, me asiste la autoridad legal según el artículo 13 de la Ley del Ministerio Público, para apelarla o no”.

Araya explicó que, en un anterior juicio por maltrato animal, llevado a cabo en Atenas, el fiscal defendió la acusación y al final se percató que no tenía prueba y pidió la absolutoria, claramente precedido por el principio de objetividad que así lo exige. Entonces según Araya, lo mismo ocurre en la audiencia de medidas cautelares que él tuvo y si los argumentos no eran correctos, no estaba obligado a apelar.

Por ello tras la sanción recibida de 3 días sin goce de salario decidió apelarla.

“Yo apelé y estoy en este proceso, esperando que me atienda la comisión de asuntos laborales desde hace una semana. De hecho, le pedí información a doña Emilia Navas sobre esta situación y le dije si le había abierto causa disciplinaria a don Miguel Navarro por haberme dado una orden ilegal, por decirme que la prensa ahora se le iba a venir encima. Sin embargo, a la fecha no me ha respondido, pues como ella se había inhibido no podía dar esa información”.

Araya describió la misma situación cuando una diputada le cuestionó a Navas ¿por qué tenía nombrada a la hija de doña Mayra Campos en una fiscalía en San José?

“Yo le pregunté a doña Emilia, por qué cuando una diputada le cuestionó ante comparecencia el nombramiento de la hija de doña Mayra Campos como fiscal auxiliar, esta no le dio la información a la diputada.  Pero en cambio, en el caso de Casas Vita ella sí dio la versión”, acotó Araya.

 

MINISTERIO PÚBLICO CALLA

 

Precisamente ante la entrevista hecha por el Diario de más venta en Costa Rica a Araya, solicitamos a la oficina de prensa del Ministerio Público (MP) una entrevista con la fiscal General y esta fue la respuesta.

“De acuerdo con su solicitud, le informo que la Fiscala General no podrá atenderle hoy, debido a que se encuentra fuera de su despacho atendiendo una reunión de trabajo.

Respecto a su consulta específica, la Fiscalía General rechaza cualquier insinuación de supuesto “acoso”. El señor Araya Jiménez no es funcionario del Ministerio Público desde noviembre del año pasado, sin embargo, tiene una sanción por hechos relacionados con su función de fiscal, la cual no está en firme y él tiene la posibilidad de apelarla. Por lo anterior, no es posible ampliar detalles del caso. Sin embargo, es importante aclarar que no existe ni tampoco existió ninguna situación de presunto acoso”.

Incluso al señalarle la respuesta del MP al fiscal Araya este explicó que, “mi plaza en propiedad se mantiene como fiscal del Ministerio Público, que no esté nombrado desde noviembre cuando empecé a ejercer como juez penal, no significa que las decisiones que toma no me afectan.

El que no me brinde información me afecta al poder acceder a una defensa”, sentenció Araya.

Lo cierto es que el tema no termina ahí y Araya no está dispuesto a que sigan jugando con los frijoles de su familia.