Gobierno pide prestado cada vez más para pagar salarios

Fuente:
Sección: ECONOMÍA

En 2014, el 52,7% de las remuneraciones se financió con deuda y en 2016, aumentó a 58,5%

ACTUALIZADO EL 14 DE AGOSTO DE 2017 A LAS 12:00 AM

Entidades crearon 5.300 empleos en últimos dos años, según Hacienda

MEP concentró el 87% de las nuevas plazas seguido de la Corte, con el 4%

El Gobierno pide cada vez más dinero prestado para pagar los salarios de sus empleados.

El año pasado, la emisión de bonos de deuda financió el 58,5% de los sueldos; mientras que, en el 2014, el porcentaje que se destinó fue de 52,7%.

Es decir hubo un aumento de casi seis puntos porcentuales en ese periodo, según datos del Ministerio de Hacienda.

El resto de los recursos para el pago de remuneraciones se obtuvo de la recaudación de impuestos.

La mayor dependencia de la deuda para financiar sueldos, ha ido de la mano de la contratación de nuevos trabajadores y el incremento del gasto en incentivos salariales .

La Nación consultó al Ministerio de Hacienda sobre este tema, sin embargo, no respondió las preguntas remitidas al cierre de edición.

La información de remuneraciones incorpora a las entidades que obtienen los recursos para sus gastos vía Presupuesto Nacional. Estas son los ministerios del Gobierno Central, la Asamblea Legislativa, el Poder Judicial, la Contraloría, el Tribunal Supremo de Elecciones y la Defensoría.

Para el 2016, el gasto en salarios ascendió a ¢2,4 billones, lo cual significó una tercera parte del presupuesto, que ascendió a ¢8 billones.

Las remuneraciones fueron de ¢2,2 billones, en el 2015, y de ¢2 billones en el 2014.

Nuevas plazas. Un estudio hecho por la Secretaría Técnica de la Autoridad Presupuestaria de Hacienda muestra que el Gobierno cerró el año pasado con 136.531 empleados.

La planilla total de los ministerios y poderes de la República tuvo un incremento del 2% cada año, según el Informe de Nivel de Empleo para los años 2014, 2015 y 2016.

En este periodo, se crearon 5.300 nuevas plazas.

Las plazas ocupadas se incrementaron en 4.724, muestran los datos de Hacienda, mientras que se crearon 575 puestos vacantes para realizar nuevos nombramientos de personal en propiedad o para personal temporal, según la definición del Servicio Civil.

Por instituciones, el Ministerio de Educación Pública (MEP) acaparó el 87% del total de puestos creados.

Casi la totalidad de los puestos fueron de docentes.

“Este crecimiento está relacionado con las mejoras en cobertura y con la calidad del servicio educativo. Es prioritario que alcancemos la universalización de la educación en primera infancia”, dijo Reynaldo Ruiz, director de Planificación del MEP.

El Poder Judicial y el Tribunal Supremo de Elecciones fueron los siguientes en creación de empleo con 234 y 128 puestos, respectivamente.

El informe de Hacienda revela que hubo instituciones con pérdida de puestos. Destaca la Asamblea Legislativa con 23 menos y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes con 11.

 

Comportamiento del empleo público [side_to_side]

Beneficios. Del lado del egreso por remuneraciones el año pasado hubo un aumento del 7,2% comparado con el 2015.

Los factores detrás del incremento fueron los incentivos salariales, los pagos de la seguridad social y el aumento del salario base. Entre los pluses que más pesan está la anualidad, este es un sobresueldo que oscila entre el 5,5% y 1,94% del salario base y se aplica cada año.

Dicho incentivo reportó las mayores tasas de crecimiento, en el periodo del 2014 al 2016, en el Poder Judicial, con un alza promedio al año del 13%.

En el Gobierno Central dicho incentivo tuvo una variación porcentual negativa en los últimos dos años, detalló Hacienda en la exposición de motivos del presupuesto del año pasado.

Precisamente, el pasado 10 de agosto, el Poder Ejecutivo envió al Congreso una iniciativa legal para que la anualidad se pague al funcionario luego de ser sometido a una evaluación de desempeño individual y que tome en cuenta si la entidad pública cumple con sus metas en cuanto a cumplimiento de objetivos.

Hoy la anualidad se da de manera automática cada año a los empleados públicos.