Cartas a la columna: Campos clínicos

Fuente:

 
Cartas

 

Una ley de los años ochenta prohibió las pensiones para la práctica privada con pacientes en hospitales. Se estableció como ilegal dentro de una institución pública. Sin embargo, ahora la Sala Constitucional autoriza la formación de médicos especialistas en universidades privadas, un negocio millonario que no aumentará la cantidad de ellos porque, por cada campo clínico que les asigne, la Universidad de Costa Rica perderá uno. ¿Quién fue el ganador? ¿No es ese otro negocio privado dentro de lo público?
Jorge Acuña Calvo, San Francisco de Dos Ríos