Cartas a la columna

Fuente:

Preocupante fallo

Acabo de enterarme de que existe un juzgado notarial. Nunca, aun viviendo en un país donde la corrupción campa a sus anchas, supe que este ente fantasmal condenara públicamente a alguien, menos con tanta saña. Tal persecución contra el notario Marco Castillo, defensor de los derechos humanos, es preocupante, sobre todo por un asunto como el matrimonio igualitario, institución social que pronto entrará en vigor y que ha sido respaldada tanto por la Sala Constitucional como por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Nación (4/2/20) también nos informó de que al juez Francis Porras León le rechazaron una acción interpuesta contra la norma técnica para la interrupción del embarazo en caso de que la vida de la madre esté en riesgo.

Hugo Mora Poltronieri, Escazú

 

Mora judicial

El Poder Judicial ve normal su mora judicial, aunque sea inconstitucional. Viola el artículo 41 de la Constitución Política y agrede a los ciudadanos sin sonrojo alguno. Un estudio profundo sobre cuántas horas trabaja, en promedio, cada persona dejaría patente que la impericia profesional y la poca presencia de los funcionarios es la causa de la mora. Valga recordar que La Nación publicó hace algunos años que muchos graduados de la carrera de Derecho carecen de conocimientos básicos y utilizan mal el idioma.

Rigoberto Guadamuz Monge, Desamparados