Insultos y hasta golpes calentaron final de juicio por triple crimen

Fuente:

 
Sucesos

(Video)

Tres sujetos fueron condenados a 20 años de cárcel cada uno por homicidio múltiple ocurrido en el 2016
Rocío Sandí.Hace 22 horas
  ="El juicio se llevó a cabo bajo estrictas normas de seguridad. Foto: José Cordero."/>
El juicio se llevó a cabo bajo estrictas normas de seguridad. Foto: José Cordero.
Los insultos, las malacrianzas y hasta los golpes estuvieron presentes en el final del juicio por un triple crimen ocurrido el 14 de octubre del 2016 en Aserrí.
Los acusados del asesinato múltiple fueron dos hermanos de apellidos Rodríguez y un sujeto apellidado Franchua, quienes recibieron una condena de 20 años de cárcel cada uno.
LEA TAMBIÉN
Pegan hermanos por triple crimen
A los hombres no les hizo nada de gracia la decisión de los jueces y cuando escucharon las penas se pusieron espesos, tanto así que pidieron a la defensora pública que los representó que los ayudara a salir de la sala de juicio.
Ya las autoridades judiciales sabían perfectamente que los sujetos son muy peligrosos, por lo que desde el primer día del debate, el 27 de enero, tomaron fuertes medidas de seguridad.
  ="Dentro de la sala los agentes del OIJ nunca le perdieron la vista a los acusados. Foto: José Cordero."/>
Dentro de la sala los agentes del OIJ nunca le perdieron la vista a los acusados. Foto: José Cordero.
Cada vez que los sujetos eran sacados de la prisión en la que descontaban prisión preventiva fueron escoltados por oficiales de cárceles, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y hasta oficiales motorizados del Ministerio de Seguridad.
Este martes no fue la excepción, unos cinco minutos antes de que los oficiales llegaran a los Tribunales de Desamparados con los acusados, seis policías cerraron por completo la calle que está frente al despacho judicial.
Los agentes paralizaron el paso ante la llegada de dos perreras y un carro del OIJ que custodiaba a los asesinos. Las sirenas y las armas de grueso calibre que sostenían los policías con las caras tapadas que se bajaron de los chuzos hicieron que todo el que pasaba por el lugar se quedara viendo el espectáculo digno de una película de acción.
  ="Mientras se llevó a cabo la audiencia los oficiales cerraron el paso frente a los Tribunales de Desamparados. Foto: José Cordero."/>
Mientras se llevó a cabo la audiencia los oficiales cerraron el paso frente a los Tribunales de Desamparados. Foto: José Cordero.
Cuando empezó a hablar el juez que dio a conocer la condena, los hombres estaban sentados con las manos esposadas y los pies encadenados. Se notaban nerviosos y les sonaban las cadenas cuando movían las piernas.
Los tres se mantuvieron callados al principio del discurso del juez Esteba Amador, pero conforme él explicaba el porqué de las condenas se pusieron inquietos y empezaron a hablar entre ellos.
En un momento llamaron a la abogada defensora para hacerle saber que no querían estar ahí, por lo que la mujer le informó al Tribunal, Amador accedió a la petición y le dijo al montón de agentes judiciales que los estaban custodiando que se los podían llevar.
LEA TAMBIÉN
Recetan prisión a hermanos por triple crimen
Cuando los iban sacando de la sala, el menor de los hermanos Rodríguez dejó salir toda la furia que sentía y empezó a pegar gritos: “A pura jacha nos condenaron”, le gritó a los jueces mientras cruzaba la puerta de la sala de juicio.
Los sentenciados bajaron las gradas furiosos e incluso uno de ellos pateó un portón que golpeó a uno de los agentes del OIJ en la cabeza.
  Las sirenas y el pontón de policías llamaron la atención de los desamparadeños que pasaban cerca de los Tribunales. Foto: José Cordero."/>
Las sirenas y el pontón de policías llamaron la atención de los desamparadeños que pasaban cerca de los Tribunales. Foto: José Cordero.
Cuando los metieron a la perrera siguió el berrinche; se escuchaban insultos, gritos, manazos en las latas y el cajón se meneaba de un lado para el otro.
Una vez que salieron de los tribunales y los oficiales encendieron las sirenas para iniciar el regreso a la prisión, de nuevo se escucharon palabrotas: “Me cag… en todos, son unos hijuepu...”, fue la última frase que se escuchó antes de que la perrera arrancara.
Segunda condena
Esta es la segunda vez que los hombres reciben una condena por el triple crimen. El primer juicio fue en el 2018 y los hombres fueron condenados a 39 años de prisión cada uno; sin embargo, el caso fue enviado a apelación y ahí se ordenó un nuevo debate.
Las víctimas mortales del hecho son Luis Parra Parra, de 45 años; Heiner Ortiz Concepción, de 36 y Jorge Luis Navarro Vargas, de 40. Ellos fueron baleados mientras estaban en un búnker.
  ="Los oficiales sabían que los hombres eran muy peligrosos, por eso reforzaron la seguridad en la zona. Foto: José Cordero."/>
Los oficiales sabían que los hombres eran muy peligrosos, por eso reforzaron la seguridad en la zona. Foto: José Cordero.
Junto a ellos resultó herida Andrea Fernández Fernández, de 36 años, quien sufrió un balazo en la mano izquierda y otro en el pie derecho.
El homicidio múltiple se debió a un ajuste de cuentas entre bandas criminales de la zona, ya que, según informó la Fiscalía, las víctimas eran consumidoras de droga y tenían pleitos con los acusados por disputas de territorios para la venta de las sustancias ilegales.
Los jueces explicaron este martes que un testigo presencial del ataque fue lo que les permitió tener la certeza de que los acusados fueron quienes cometieron el homicidio múltiple, ya que él narro con detalle como se dieron los hechos y fue claro en identificar a los gatilleros, a quienes conocía.
Los tres hombres deberán permanecer en prisión preventiva hasta que la sentencia quede en firme.
  ="Los sentenciados salieron de la sala de juicio con cara de pocos amigos. Foto: José Cordero."/>
Los sentenciados salieron de la sala de juicio con cara de pocos amigos. Foto: José Cordero.