Polémica de brazaletes llegaría a contraloría

Fuente:
  • Dice abogado de la ESPH que todo está en orden

 

La Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), hizo un estudio de mercado para la contratación de un proveedor de tecnología para pasar de 2G a la 3G para el manejo de los brazaletes electrónicos para privados de libertad.

Ahora la empresa que tiene el contrato trabaja en presentar una denuncia ante la Contraloría General de la República por supuestos incumplimientos en lo establecido.

Al respecto DIARIO EXTRA conversó con William Villalobos, abogado de la firma Hulbert-Volio-Montero, representantes externos de la ESPH. Lo primero que dejó claro es que la contratación de CESA con la ESPH fue por tres años, periodo que venció el 23 de enero del 2020 y que la empresa recibió la solicitud de mejora tecnológica el 19 de diciembre del 2019.

“La ESPH debía tomar una decisión pues estaba a un mes de que se le venciera el contrato a CESA. Eso implicaba que se le renovara por todo el año del plazo completo para empatar el plazo de vencimiento de la contratación de la ESPH o se le renovaba parcialmente. Por un tema de seguridad jurídica, a la luz de que ya el ministerio había solicitado la mejora tecnológica, se optó por renovarles exclusivamente por 4 meses. Es decir, hasta el 23 mayo del 2020, para tener certeza de qué va a pasar con este proceso de mejora tecnológica”, sentenció Villalobos, quien adujo que ese es punto medular con CESA y de ahí quizás la molestia. 

Admitió que el 19 de diciembre recibieron una solicitud por parte del Ministerio de Justicia y Paz para que se hiciera una mejora tecnológica, suscrita por la viceministra Viviana Boza y que “esto es por una disposición que tiene el contrato entre Justicia y la ESPH, pero que además está también en la Ley de Contratación Administrativa”.

Según explicó Villalobos, se convocó a 15 empresas para que presentaran su actividad tecnológica, pero a la luz del estudio de mercado solo 4 quedaron y estuvieron dispuestas a presentar las soluciones tecnológicas, entre ellas CESA que es el actual proveedor, pero con el mismo trato igualitario.

 

23 DE ENERO
ENVIARON PROPUESTA

 

El 13 de enero concluyó el plazo para la presentación de las propuestas. El 23 de enero la ESPH le envió al Ministerio de Justicia el informe técnico con los resultados del estudio de mercado, incluido el precio, para que de esta forma se analicen los resultados y le diga a ESPH cuál se ajusta a la mejora tecnológica.

“Esto es un proceso totalmente normal que se ha realizado durante estos años de vigencia contractual en anteriores momentos”, dijo Villalobos. Añadió que pese a que trabajaron con CESA por 3 años seguidos y no hubo problemas, no signifique que haya quedado fuera, pues el proceso no ha concluido. Se está a la espera de la conclusión del mismo, “es impreciso afirmar que la empresa CESA ya no será el proveedor de la solución, esto no ha culminado, el proceso de mejora tecnológica responde a una solicitud particular del Ministerio de Justicia y Paz”, sostuvo.

Al representante legal de la ESPH también se le cuestionó sobre si efectivamente se tenía a la empresa TRACK como el próximo proveedor de la solución tecnológica, pero desconocía qué motivó a la empresa CESA a hacer tal comentario.

 “Lo que realizó la ESPH fue un estudio de mercado para garantizar las distintas soluciones que se pueden o no ajustar, según los requerimientos que el ministerio definió. Será el Ministerio de Justicia quien determine y valore con cuál de las propuestas tecnológicas se dan presupuestos objetivos de cumplimiento técnico a efectos de garantizar la operatividad funcional del sistema”.

 

CESA CONTRATA ABOGADO

 

Villalobos recalcó que al ser Ministerio el que dicte, mediante el estudio de mercado, cuál será el proveedor de la tecnología, no hay una razón para que CESA, que ya pasó por el mismo proceso antes, pretenda hacer ver que todo esto es nuevo para ellos. Es como si antes, cuando resultó escogida, el proceso era bueno, pero ahora que está en la terna de participación entonces es malo.

“Así se hizo también cuando vino el cambio de la tecnológica brasileña a la suiza, por lo que es un proceso que ya ha sido probado e investigado y está dentro del margen de la legalidad que establece tanto los principios generales de contratación administrativa y el reglamento de compra de la ESPH”.

Para culminar, CESA contrató al abogado Boris Molina, para que se haga cargo del tema y presente una denuncia ante la Contraloría General de la República, pero don William prefirió evitar una reacción sobre el tema, “al no ser ético hablar de un colega”. Sin embargo, apuntó que CESA está en todo el derecho de contar con cualquier asesoría legal y que la represente, ya que ESPH no tiene ningún reparo en su actuar legal, incluso no cree que sea desleal desprenderse de CESA.

“La única preocupación que tiene la ESPH es que sus actuaciones se desprendan del principio de probidad, transparencia y legalidad”, concluyó.