“El Poder Judicial tiene mucha fortaleza en su recurso humano”

  • Roxana Chacón Artavia, Magistrada de la Sala Segunda de la Corte.

Con una trayectoria de 27 años en la función pública, la magistrada Roxana Chacón Artavia inició sus labores en la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia.

“Yo tengo un compromiso muy alto primero con Dios porque creo en la Justicia y segundo porque toda mi trayectoria, desde que trabajo como profesional en derecho, ha sido de colaboración a todas las personas que hayan considerado que sus derechos han sido violentados”, destacó la funcionaria judicial.

Afirmó que llega a una Sala de Casación muy organizada, con procedimientos claramente establecidos y con un fuerte trabajo resolutivo que les demanda la Reforma Procesal Laboral.

“Haré lo mejor para impartir justicia, para revisar todas las resoluciones y poder dictar en lo que en Derecho corresponde. Tienen en mí una garantía de trabajo, de dar lo máximo, para mejorar la eficiencia del Poder Judicial”, afirmó.

Su labor profesional ha estado muy ligada al Derecho Laboral y los Derechos Humanos, “…soy Master en Derechos Humanos y la Defensoría de los Habitantes, por ser una entidad de control de legalidad, aplicamos el Derecho Internacional y las Convenciones Internacionales de Derechos Humanos y verificar que dichas normas sean respetadas”, explicó.

Resaltó el camino emprendido por el Poder Judicial en poner en marcha un programa de evaluación del desempeño, por ser una materia que promueve la eficiencia en la institución, pues debe verse como una oportunidad para mejorar los mecanismos de gestión de la entidad, atendiendo los volúmenes y la cargas de trabajo y las condiciones adecuadas de trabajo.

“Evaluarnos nos permite conocer las condiciones en las que se encuentra la institución y evidencia las decisiones que deben tomarse para atender las necesidade de cada despacho y con ello ser más efectivos. El Poder Judicial tiene mucha fortaleza en su recurso humano y yo creo firmemente en ello”, puntualizó.

La magistrada Chacón Artavia indicó que postuló su nombre para el concurso público por considerar que desde su experiencia y su trayectoria como abogada podía continuar sirviendo al país.

“Mi trayectoria ha sido totalmente limpia. Siempre he creído que uno como funcionario público debe ser lo más honesto posible. Fiel a mis principios tengo claro que la corrupción hay que combatirla, pues su intromisión en el sector público implicaría que el sistema desaparezca”, determinó.

Resaltó el papel del Sistema democrático de División de Poderes y la responsabilidad que por Ley Orgánica y por Constitución, cada uno debe asumir.

Su mayor orgullo es su hijo, a quien agradece a Dios verlo crecer y convertirse en un profesional, que cada día asume mayores responsabilidades.

“Vengo de una familia de San José, mi padre era oriundo de Cartago y fue un hombre muy honesto y trabajador, quien nos inculcó la honestidad, al igual que mis abuelos. Eso viene de generación en generación. He aprendido que uno se recomienda solo, con sus propias acciones va demostrando su manera de vivir y vengo a trabajar bajo esos parámetros y principios”, aseveró la magistrada Roxana Chacón Artavia.