Policía gana amparo para usar barba en el trabajo

Fuente:

Primero fue un oficial de la Policía de Tránsito, ahora le tocó el turno a uno de la Fuerza Pública, a quien la Sala Constitucional falló a su favor ante el recurso de amparo que interpuso después de afeitarse la barba por presión de su jefe inmediato. Este le había indicado por medio de un mensaje de texto que se la debía cortar porque interfería en sus labores. 

 

El hecho se registró el viernes 12 de abril del presente año en la Sección de Dactiloscopia del Ministerio de Seguridad Pública (MSP) en Barrio Francisco Peralta en San José.

El agente identificado como Israel Marenco Álvarez realizaba sus labores con normalidad dentro de la unidad, cuando recibió un mensaje por medio WhatsApp de su jefe inmediato José Joaquín Pérez Salas, que le ordenaba cortarse la barba porque era una falta grave. 

Marenco respondió que la barba no le afectaba el trabajo ya que realizaba diferentes labores en comparación con otros funcionarios del ente policial. Pese al argumento, su supervisor insistió por medio de esta plataforma, ya que nunca le notificó de manera presencial que, en caso de no acatar la orden, enviaría a otro compañero para que le realizara la inspección y hasta se expondría a una suspensión. 

Ante la insistencia, Marenco accedió a cortarse la barba, pero al mostrarse indignado porque le violentaron su identidad personal, tres días después se movilizó a la Sala Constitucional para presentar un recurso de amparo contra su jefe. 

Los magistrados recibieron el recurso y tras más de un mes en estudio, esta semana brindaron la resolución por medio del archivo número 2019008276 que le dio la razón a Marenco. 

“Se declara CON LUGAR el recurso. Consecuentemente, se ordena a JOSÉ JOAQUÍN PÉREZ SALAS, en su condición de jefe de la Sección de Dactiloscopia del Ministerio de Seguridad Pública o, a quien ocupe ese cargo que, de forma INMEDIATA, a partir de la notificación de esta resolución, no impida al amparado el uso la barba”, citó el informe.

Entre los motivos que dieron los magistrados en el fallo es que la medida reglamentaria es excesiva e invasiva, ya que afecta el desarrollo de la personalidad de los funcionarios y la institución no tenía una justificación válida para impedirlo.

También tomaron en cuenta el caso del policía de Tránsito de apellidos Vásquez Lizano a quien la Sala le dio la razón en abril del presente año luego de que le abrieron un proceso disciplinario por usar barba de candado. 

Además, el por tanto indica que el Estado deberá pagar los daños causados por este hecho y en caso que el supervisor incurra en esta falta de nuevo, podría recibir una multa y hasta dos años de prisión.

Se contactó al empleado que puso el recurso de amparo y por medio de mensajes vía WhatsApp indicó que todos los detalles los encontraría en el expediente 19-006525-0007-CO del cual DIARIO EXTRA tiene copia.

También se buscó la posición del MSP sobre el caso y por medio de uno de sus encargados de prensa respondieron que ya tienen en conocimiento la resolución, pero al encontrarse en fase de análisis, por el momento no brindarán declaraciones a la prensa.