2019 lleva 8 femicidios

Fuente:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.24 de setiembre, 2019 | 03:03 PM

 

La muerte de Brithany, Odalia, Gladys, Heysel, Jéssica, Marianela, Mirlene y Zeneidy enlutan la lista de víctimas de femicidio en lo que va del 2019. Ellas perdieron la vida a manos de sus parejas o excompañeros sentimentales.

Pero además de estos lamentables crímenes, 15 menores quedaron huérfanos, así como un adulto quien se quedó sin su madre.

Gladys tenía dos niñas de 3 y 12 años y dos niños de 5 y 14; Heisel tenía cuatro hijas de 2, 3, 12 y 13 años y un varón de 6 años; Mirlene un hijo de 32 años.

 
Seidy deja huérfana tras su femicidio a una bebé de dos meses; Marianela tenía una hija de 17 y un hijo de 19 años, finalmente Jéssica tenía dos hijos de 4 y 11 años y una hija de 17.

De acuerdo con el Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres, el femicidio es el más grave de los hechos violentos en los que una femenina es asesinada por su condición de mujer, usualmente a manos de su pareja actual o pasada, pero también por hombres con quienes no tuvieron relación.

Es decir, son mujeres que murieron a manos de hombres que se creyeron sus dueños.

El tema de la violencia contra las mujeres fue analizado en la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), donde incluyeron datos desde 2008 hasta 2017 basados en los reportes del Ministerio Público.

“El maltrato físico hacia la mujer en las relaciones sentimentales es el delito con mayor extensión. Datos del Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres y Acceso a la Justicia, entre 2007 y 2017, las Fiscalías Penales de Adultos recibieron 177.177 casos por delitos relacionados con la Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres. De ese total, el 29% corresponde a maltrato físico”, indica el módulo de victimización de la Enaho.

Juan Antonio Rodríguez, profesor venezolano y quien fue consultor del informe de victimización, explicó que es importante desarrollar investigaciones epidemiológicas que determinen los factores, las características y las variables tanto de riesgo como de protección que aumenta la probabilidad de las manifestaciones violentas contra las mujeres.

“También creemos que se requieren estudios sistemáticos que exploren las consecuencias o secuelas de estos hechos en las mujeres maltratadas, pero también es importante analizar estos mismos aspectos en el entorno familiar inmediato, sería muy útil conocer o comprender las consecuencias o secuelas de este tipo de delitos en hijos, padres y otros familiares”, indicó.

Además, recomendó el análisis de cómo perciben las mujeres la ley que las protege de modo que se establezcan acciones para prevenir este tipo de fenómenos.

Así como el estudio del perfil de los agresores y las características situacionales de esta forma de violencia.