Fiscales corren para acusación contra guías

Fuente:

A mediados de agosto del presente año, la Fiscalía de Quepos acusó formalmente a tres personas por la muerte de 4 turistas estadounidenses en octubre de 2018 durante una aventura de rafting en el río Naranjo.

Sin embargo, esta acusación sería débil por lo que la Fiscalía Adjunta de Puntarenas junto con la Fiscalía General utilizaron la figura de la enmienda para corregirla.

El 14 de agosto, el Ministerio Público informó que el caso -que se tramita bajo el expediente 18-01456-072-PE- tenía un señalamiento contra tres individuos, dos hermanos guías turísticos de apellidos Contreras Martínez y el tercero es Pessoa Calvo, representante de la empresa de expediciones Quepoa, con sede en Manuel Antonio.

En esa oportunidad el fiscal adjunto de Puntarenas, Luis Diego Hernández, mencionó que la denuncia se formalizó por los delitos de naufragio y omisión de auxilio contra los tres imputados.

Sin embargo, ahora incluyeron otros elementos para fortalecer la causa penal. Trascendió que habría nuevos imputados en la causa. 

“Fue analizado por la Fiscalía General y por la Fiscalía Adjunta de Puntarenas, concluyéndose que sí ameritaba ser acusado y elevado a un eventual juicio, pero también que era necesaria la inclusión de otros elementos que permitieran fortalecer aún más la causa penal”, indicó el Ministerio Público tras la consulta de DIARIO EXTRA.

Trascendió que la denuncia estaba mal planteada por lo cual tuvieron que intervenir con la enmienda, figura establecida en el artículo 18 de la Ley Orgánica del Ministerio Público.

En ella se indica que “el superior jerárquico podrá enmendar (…) los pronunciamientos o solicitudes del inferior, mientras no se haya dictado la resolución correspondiente”.

La enmienda la realiza el fiscal adjunto de Puntarenas, a más tardar el lunes 30 de setiembre comunicarán la nueva acusación a las partes del proceso con el objetivo de que indiquen si desean constituirse como querellantes o si desean presentar una acción civil resarcitoria.

“Para el Ministerio Público el objetivo primordial es que los casos se resuelvan de manera correcta, sin importar si se arribó a la conclusión técnica de que se debe acusar o solicitar una desestimación o un sobreseimiento.

Lo importante, en el caso particular, es destacar que se detectó a tiempo que se requería hacer algunas mejoras a la acusación, y que los fiscales adjuntos y fiscalas adjuntas están involucrados con el trabajo que se realiza en sus oficinas”, agregaron en el Ministerio Público.

Además de los norteamericanos, en el accidente murió Kevin Thompson Rey de 45 años, costarricense que laboraba para la empresa Quepoa Expeditions.