Cosecha de experiencias y aprendizajes

Conamaj

Primer Encuentro Iberoamericano del SNFJ 2019

Este jueves 26 de setiembre finalizó el Primer Encuentro Iberoamericano del Servicio Nacional de Facilitadores y Facilitadoras Judiciales, un espacio que permitió el intercambio de experiencias e ideas para la mejora de esta forma colaborativa de justicia en todos los países de la región.

Con el apoyo del Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales de la Organización de los Estados Americanos (PIFJ/OEA), estos tres días recopilaron la información más relevante de las prácticas desarrolladas por cada país, las cuales servirán para replicarlas y además crear un diagnóstico del estado de esta iniciativa.

En el caso de nuestro país, este encuentro fue de gran provecho, ya que desde la Comisión Nacional para el Mejoramiento de la Administración de Justicia (Conamaj), se presentaron las buenas prácticas que se han realizado desde la puesta en marcha del servicio en el año 2013.

Tal y como resaltó el Presidente de Conamaj y Magistrado de la Sala Primera de la Corte, el señor Román Solís Zelaya, Costa Rica es uno de los pocos países en asumir una política de justicia abierta, permitiendo con este compromiso, trabajar en iniciativas que permitan la participación ciudadana y la aplicación de buenas prácticas como las que se desarrollan en el SNFJ.

Entre estas buenas prácticas destacan la creación de 13 manuales autoformativos para las personas facilitadoras judiciales, también la creación de un curso virtual realizado en conjunto con la Dirección de Gestión Humana y muchas experiencias que apuntan a la sostenibilidad y fortalecimiento de los servicios.

“Este encuentro es una oportunidad para mostrar el desarrollo que en Costa Rica hemos tenido en la implementación del Servicio Nacional de Facilitadores y Facilitadoras Judiciales” manifestó Ingrid Bermúdez Vindas, Directora Ejecutiva en ejercicio de la Conamaj.

Para Bermúdez Vindas, la importancia de este encuentro se centra en la reunión de los diferentes países participantes y la posibilidad de articular esfuerzos para la mejora del SNFL y a su vez, para que los países que no tienen el servicio valoren estas buenas prácticas y lo puedan implementar.

Durante el desarrollo de la actividad, la Conamaj participó activamente de los diferentes espacios, compartiendo sus experiencias en temas como: prácticas exitosas con enfoque de género, empoderamiento de la mujer como líder comunal, promoción del servicio en grupos minoritarios y difusión del SNFJ en las comunidades, expuestos por el equipo de Participación Ciudadana.

Es así, como el Poder Judicial de Costa Rica, mediante el esfuerzo y trabajo de la Conamaj, continúa en la línea de la búsqueda de un verdadero acceso a la justicia para todos y todas las habitantes de nuestro país, acercando los servicios a las comunidades, aspecto primordial de lo que significa el servicio público.

 

 

Sus experiencias:

Margarita Zapata Gazo
Facilitadora Judicial de la comunidad de Pavas de Upala:
“Este evento es muy importante, porque este proyecto de Facilitadores Judiciales del Poder Judicial y Conamaj, nos ha dado capacitaciones muy buenas, en las cuales hemos alimentado nuestro conocimiento, para poder fortalecer el apoyo que nosotros estamos dando en nuestras comunidades”.  

 

 

 

 

Ceferino García Blanco
Facilitador Judicial de la comunidad de Copey Arriba de Coto Brus:
“Estoy muy contento, llevo dos años ayudando a la comunidad, en donde existen muchas personas adultas mayores que hablan muy poco español, yo hablo guaymí y ayudo para que ellos entiendan, por lo que ellos están muy contentos conmigo y yo con mi comunidad”.

 

 

 

 

 

 

María Cristina Alemán Alemán
Facilitadora Judicial de la comunidad del Jardín de los Chiles:
“Para mí es un motivante ser partícipe de este programa y poder ayudar a muchas personas que lo necesitan, ser facilitadora va más allá de solo ayudar y me gusta mucho realizar este trabajo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Edilberto Blanco Benavides
Facilitador Judicial de la comunidad de San Carlos:
“Es un honor y una responsabilidad hacer visible el trabajo que hacemos en las comunidades para acercar el acceso a la justicia de las personas, que muchas veces por su condición no tienen la posibilidad de acceder a los servicios del Poder Judicial”.